Campañas por la salud oral

En este último mes, se han iniciado numerosas campañas desde nuestros colegios profesionales, y no sólo en nuestra provincia. Estas campañas, son una respuesta a la deriva mercantilista actual que por desgracia está afectando a nuestra profesión.

Campaña COEM

La fuente de nuestro malestar está en las campañas publicitarias dirigidas a la “venta» de tratamientos sanitarios, que están proliferando últimamente. Estas campañas crean un ambiente «low-cost» que induce a que los pacientes acudan a nuestras consultas como a las tiendas a las que va a comprar un producto. Pero hay diferencias rotundas entre ambas actividades. La nuestra es una profesión sanitaria, por lo que la salvaguarda de la salud oral de los pacientes es la finalidad principal.

Una prótesis dental, por ejemplo, no es un simple aparato que uno compra al mejor precio.
Detrás de la colocación de una prótesis dental, hay toda una serie de actividades que no deben de subestimarse, ya que suponen el por qué y cómo de todo el proceso de confección de la misma.
Antes que la confección y colocación de una prótesis dental, existe un criterio diagnóstico, por el cual podemos valorar si al paciente en esa situación concreta le beneficia, o no.
El Dr. Enric Catalán realizó un cuadro muy visual e interesante de los costes que suponen el proceso de colocación de un implante con su corona dental.

¿Cuánto cuesta un implante dental?

Imagínate al rey escogiendo su prótesis de cadera en un catálogo! El rey evidentemente se pone en manos de su médico, en el que confía, que será además, quién le indique qué tipo de prótesis ponerse, cómo y cuándo.

Campaña COEA

En estas campañas, también se hace referencia a los centros dentales donde los pacientes además de ser considerados como clientes, nunca terminan de disponer de una persona de confianza que les guíe en sus decisiones terapéuticas.

Posiblemente debe haber muchas alternativas para solucionar esta situación tergiversada, pero éste es un tema no queremos abordar ahora.
Simplemente con esta entrada queremos dar nuestro apoyo a los colegios de dentistas empeñados en re-encauzar, por medio de la concienciación social, la situación de nuestra profesión, que parece estar desviándose cada vez más.
Lo más importante es que el paciente confíe en su dentista, que el punto de partida sea esa relación de confianza mutua, que dista mucho de ser la relación comercial que se establece entre un cliente y su proveedor.

Si eres paciente o dentista y te sientes implicado, deja un comentario justo debajo para darnos tu opinión al respecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.